Premamá

Estar embarazada es un momento mágico. Una nueva personita crece dentro de ti.

Nuestro cuerpo experimenta mil cambios y, aunque a veces puede ser duro, pronto pasará, por eso es tan importante hacerse unas fotos bonitas en este estado 🙂

En ocasiones, no nos sentimos muy animadas para hacernos fotos por nuestro aumento de peso (a mi me pasó y me arrepiento muchísimo!) Para eso estamos los profesionales, para sacar tu lado bueno, indicarte la postura que más te favorezca, recomendarte una ropa u otra... todo para que te veas preciosa, tal y como eres.

Por eso, es recomendable hacer la sesión sobre la semana 30 de embarazo, evitando las últimas semanas, que es cuando más hinchadas e incómodas estamos.

La sesión se hará en estudio o en exteriores (a elegir) y el papá o los hermanitos, si los hubiera, también son bienvenidos!

Si estás pensando en una doble sesión, para cuando nazca tu bebé, lo ideal es hacer la segunda cuando éste tenga no más de 10 días de vida. Por eso es importante que reserves tu sesión de recién nacido cuando aún estés embarazada.

*En caso de reservar una doble sesión (embarazo+recién nacido) tendrás un descuento en la segunda.

©Aintzane Martinez, estudio especializado en fotografía infantil, en Sopuerta, Bizkaia.