Fotografia de familia.

Esta sesión familiar, fue un regalo sorpresa para amatxu... Y creo que fue un acierto total!! Eh, familia?? 😉

A veces, tengo la suerte de que se me juntan trabajo y amigos, como en esta ocasión. Otras veces, después del trabajo os convertís en amigos, y eso es algo súper guay 🙂

Porque lo más importante es pasar un buen rato, vivir una experiencia chula todos juntos y poder sacar de ahí un recuerdo para siempre. Me hace mucha ilusión pensar en cuando, con el paso de los años, estas familias vean mis fotos y se les dibuje una sonrisa en la cara. Formar parte de vuestras vidas de este modo,  es un regalo para mi.

 

Libe.

Poco tengo que contar sobre esta sesión con la pequeña Libe. Una bebé preciosa a la que costó un poquito dormir 🙂

Hace un tiempo ya que hice fotos a su hermano mayor, (que guapo es Peio <3) y fué un gustazo volver a encontrarme con esta familia bonita.

Me encanta ver como crecen mis niños y ver como aumentan a mis familias, de verdad que es genial.

Gracias por vuestra confianza.