El álbum.

Este es el álbum en el que puedes tocar y ver tus fotos, cuantas veces quieras, y sin necesidad de toma eléctrica 😉

Mide 25x25 cm, sus tapas son de lino en varios colores a elegir (saco, rosa palo, menta, crudo y gris piedra). Las guardas van forradas en tela y tiene 8 pliegos (16 caras).

Estoy de acuerdo con todos los que piensan que las fotos, no son fotos hasta que están en papel. Porque encerradas en un pen drive o en un disco duro no las ves, no están a mano, se pierden...

Pide copias, hazte un álbum, una ampliación... imprime! 🙂

Como es una sesión de recién nacido. Adriana.

Para conseguir unas fotos en las que el bebé aparece dormidito, es importante realizar la sesión en los 10 primeros días de vida. Siempre por la mañana, porque por la tarde suelen estar más intranquilos. Así, es más fácil dormir al bebé.

Cuando están despiertos, hacen muchas muecas, tuercen los ojitos, estiran brazos y piernas... y el resultado es muuuuy diferente. Es una sesión que puede durar 2 horas o más, todo depende del ritmo que nos marque el pequeñín.

La mayor parte de este tiempo se emplea para dormir al bebé, cambiarle el pañal, darle de comer, etc. Por eso, es fundamental tener muuucha paciencia y tomárselo con mucha calma, para que esta, sea una experiencia agradable para todos 🙂

Me gusta usar colores neutros en las mantitas y en todos los complementos que rodean al bebé, creo que son atemporales, todo se ve limpio y suave, y dejan todo el protagonismo a la piel del peque. 

Procuro que las poses sean sencillas y lo más naturales posible. Tendrás fotos de su cuerpecito entero, de su carita, y de pequeños detalles que son tan preciosos como efímeros; su pelito, sus deditos, sus pestañitas, y todo lo que acabe en "ito" o "ita" 😉

Para las fotos en brazos, con los papás, recomiendo ropas de colores suaves, sin estampados llamativos que distraigan la atención.

Si estás pensando en hacer una doble sesión, lo ideal es hacer la segunda cuando tu bebé ya se mantenga sentado él solito, si no, las opciones posturales se reducen un montón.